Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Qué fue del Centauro Quirón?, por Rafael Castillejo

20080207171421-008.jpg

La fotografía ha sido tomada de la página web www.rafaelcastillejo.com. Todos los amantes del patrimonio tenemos cabida en este Blog. Hemos recibido de Rafael Castillejo una llamada de atención sobre el estado de abandono en que se encuentra el Parque Grande de Zaragoza. Ese abandono se ejemplifica en la lenta agonía de una de sus monumentales esculturas: el Centauro Quirón, hoy sustituida por una replica en bronce. Según nos informa Rafael, el Centauro Quirón es obra del escultor Pascual Salaverri y estuvo desde 1921 a la izquierda del busto del Doctor Cerrada. Rafael ha estado durante años denunciando su abandono. Primero fue objeto de pintadas, después le arrancaron una pata, después la cabeza. Nadie ha dicho nada. “Pero el problema es que nadie la restauró a tiempo”. Con el convencimiento de que la cultura de un pueblo se refleja en el respeto a sus propias creaciones, APUDEPA reproduce el artículo de Rafael Castillejos sobre la cuestión publicado en el diario electrónico Aragón Liberal. Desde la Asociación nos sumamos a su denuncia y exigimos a gobernantes y ciudadanos el respeto debido a nuestro Parque Grande y a nuestra escultura urbana.

¿Qué fue del Centauro Quirón?

Durante décadas, esta bonita escultura ocupaba su sitio a la izquierda del busto del Doctor Cerrada en el Parque Primo de Rivera de Zaragoza. Hoy, debido al vandalismo y la dejadez de algunos, tan sólo queda el pedestal donde se asentaba.

De niño, el Centauro Quirón era junto al Dios Neptuno y Alfonso I el Batallador con su león de bronce, mis monumentos preferidos. Mi abuelo me contaba qué significaba cada uno de estos personajes a la vez que me enseñaba a respetar el Parque y todo su entorno.

Ya de mayor, pasear por este lugar tras una dura jornada de trabajo me ayudaba a relajarme, hasta que un día noté estaba sucediendo algo que me producía el efecto contrario. Un día sí y otro también, encontraba a mi paso pintadas, deterioro y abandono. Los tiempos habían cambiado y los políticos pensaron que todos los ciudadanos eran lo suficientemente responsables de sus actos. Olvidaron que siempre hay "mala gente que camina y va apestando la tierra" como escribió Antonio Machado. Los "progresistas" de siempre dijeron que sobraba el verbo prohibir y que era más importante cambiar su nombre por el de "Parque Grande" que invertir tanto en vigilancia y mantenimiento.

Al principio, mi querido Centauro fue "tan sólo" objeto de tontas pintadas. Algún tiempo después, fue mutilado. Pensé que los responsables de Parques y Jardines aprovecharían entonces para restaurarlo debidamente pero, no fue así. Un día, apareció decapitado. Al final, alguien pensó que lo mejor era proceder a retirar lo poco que quedaba de él. Así, hasta hoy.

Yo no puedo comprender cómo se puede enseñar a los visitantes esta ciudad en estas condiciones. Si a mí como simple ciudadano, me da vergüenza, que debería darles a los responsables de su conservación. Este Parque nunca tuvo la grandeza del Parque del Retiro de Madrid ni del de María Luisa de Sevilla, pero es mi Parque, el Parque que estaba cerca del barrio donde me crié. El Parque que tenga el nombre que tenga, debería ser motivo de orgullo para los zaragozanos. Recordemos el día que en Madrid, la Diosa Cibeles resultó mutilada. Todo el mundo se enteró y a los pocos días estaba restaurada. Eso no lo hacemos aquí nunca. ¿Qué pasa en esta ciudad para que a lo largo de su historia hayamos dejado se perdieran tantos símbolos emblemáticos?

Ahora llega la Expo y se supone que el Parque mejorará su aspecto pero, ¿qué pasará después? ¿Abandonaremos de nuevo la ciudad a su suerte?

Quien quiera enseñar a sus hijos cómo era mi entrañable Centauro, puede contemplarlo en mi página Web, en la sección "recuerdos". Esa fotografía, la obtuve a finales de los ochenta. Quedaba poco para que el vandalismo llegara.

Rafael Castillejo

 

07/02/2008 17:14. apudepa #. Denuncias

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

gravatar.comCuriosa

Muy bonito artículo, lleno de observación amorosa y sensibilidad hacia el arte y la naturaleza. ¡Qué estupenda huella dejó el abuelo en su nieto Rafael Castillejo! ¿Y lo que queda del centauro dónde está? ¿No se puede restaurar? El parque también es, en cierta manera, un museo de escultura al aire libre y para garantizar su conservación se necesita controlar a los "incontrolados", que no serán muchos, pero suficientes para actuar como bárbaros.

Fecha: 07/02/2008 19:11.


gravatar.comSilvia Granado

Comparto con Rafael Castillejo su cariño por esa bonita escultura de piedra del Centauro Quirón en el Parque Primo de Rivera que ha sido recientemente sustituida por una de bronce.

No tuvo que dejarse destruir sin restaurar a tiempo.

Fecha: 09/02/2008 13:23.


gravatar.comAmador

Rafael Castillejo tiene toda la razón. Estamos haciendo obras modernas pero dejamos destruir monumentos históricos.

Fecha: 09/02/2008 13:26.


gravatar.comElena

El pasado lunes, 11 de febrero, el prestigioso periodista de Heraldo de Aragón, Juan Domínguez Lasierra, hablaba de este tristemente desaparecido Centauro Quirón y de las continuas denuncias de Rafael Castillejo para que se restaurase a tiempo, cosa que no consiguió gracias a la dejadez o irresponsabilidad de algunos. Así que entre el gamberrismo incontrolado y la permisividad de los gobernantes, lo tenemos claro.

Fecha: 12/02/2008 20:20.


gravatar.comAngelines Alonso

Esa escultura también significaba mucho para mi y para mi familia por razones que no voy a decir. Comprendo a don Rafael Castillejo porque mi padre piensa igual que él. Gracias a APUDEPA por difundir estas noticias y preservar el patrimonio.

Fecha: 16/02/2008 13:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris