Facebook Twitter Google +1     Admin

Inspección APUDEPA: El parque Grande de Zaragoza

20080420153621-pg.jpg

 

Decíamos hace pocos días que los recientes acontecimientos han desviado el curso normal de la mirada de nuestro Blog. Intentaremos obviar alguna reciente declaración sobre el Teatro Fleta de la Secretaria de Estado de Mala Educación y Deformación Profesional. Necesitamos tranquilidad. Hoy, domingo, día de reposo y reflexión, vamos a repetir un asunto que requiere de gran atención por su importancia. Se trata del Parque Grande de Zaragoza y, por extensión, de la reflexión sobre los jardines históricos y sobre el paisaje. Un amable lector de nuestro Blog se dirigía así al correo de APUDEPA. Hoy nuestro tema es el Parque Grande. Un lector del blog así nos lo ha solicitado dirigiéndose a nuestro e mail:

“Hola, apudepianos, como apoyo vuestra lucha en defensa del patrimonio aragonés y sé que sois combativos, os quería informar acerca del lamentable estado actual del Parque Grande de Zaragoza, donde acaban de comenzar unas nuevas obras en el Jardín Botánico que se suman a las que ya llevan meses en marcha en la Avenida de los Bearneses y las riberas del Huerva”.

Lo cierto es que varias veces nos hemos ocupado en este Blog del Parque Grande. El autor, nos remite a su interesante blog con fotos y textos estupendos. Si desean ver el estado actual del jardín botánico observen sus fotos y textos, pinchar aquí, verán el jardín cerrado por obras con maquinaria, zanjas y tubos por doquier ¿se abrirá para la Expo o se sumará al “cerrado por obras”? Nuestra ciudad es deficitaria en parques y jardines así que ocasión propicia para al menos mentar la ocasión que hemos perdido, con el motivo de la Expo 2008, de situar en el meandro de Ranillas otro gran parque para la ciudad, sostenible, como debe ser (no el acuático y multiaventuras de pago de entrada que nos espera).

Desde Apudepa existe sensibilidad hacia el paisaje y estamos convencidos que hoy día no se puede hablar de patrimonio si no se incluye el paisaje en todas sus categorías, incluyendo los parques y jardines. El jardín urbano de Zaragoza es por excelencia desde 1929 el Parque Grande. O Parque Pequeño, según se mire, porque cada día es más chico en función de la propia extensión de Zaragoza, que crece sin parar, y el propio constreñimiento a que está sometido por las modernas infraestructuras que lo limitan, como es el caso del tercer cinturón. Viaducto que, muy a nuestro pesar, linda con el olvidado y modernísimo edificio racionalista del Rincón de Goya (todavía esta ciudad sigue sin entender) y el parque, cuando la Huerva se incorpora al mismo por debajo del citado viaducto casi como un susurro. Por cierto, que el autor del Rincón de Goya, nuestro modernísimo Fernando García Mercadal, fue Arquitecto Jefe de la Oficina de Urbanismo, Parques y Jardines del Ayuntamiento de Madrid y después de la Guerra Civil fue inhabilitado temporalmente hasta que en 1946 se convirtió en arquitecto del Instituto Nacional de Previsión proyectando el Gran Hospital de Zaragoza (1947-1954), la Casa Grande, en la ribera izquierda de la Huerva, junto al Parque, en realidad cerca del citado Rincón de Goya. Todo el mundo conoce la Casa Grande pero pocos el Rincón de Goya, casi nadie relaciona los dos edificios con el mismo autor. Así nos va en esta ciudad. Mercadal escribió un estupendo libro sobre jardines que citamos al final pero fue lástima que no incluyese el proyecto de su jardín del parque de Zaragoza, del que no obstante se conservan imágenes.

Volvamos al parque y a la descripción que hace nuestro contertulio:

“El Parque Grande de Zaragoza se inauguró hace casi ochenta años, el día 17 de mayo de 1929. Visitarlo suponía alejarse de la ciudad, atravesar huertas, pequeñas acequias, llegar hasta las afueras de un núcleo urbano que apenas superaba los 160.000 habitantes. Zaragoza ha crecido mucho desde entonces. El parque está ahora rodeado por edificios, coches, asfalto, hormigón. Pero en su interior aún puede olerse el aroma dulce de la flor de los magnolios o emborracharse bebiendo calimocho. El Parque Grande es de todos. Disfrútalo. Cuídalo”.

A nosotros nos parece claro que el parque no está valorado por el Ayuntamiento de Zaragoza en la medida que le corresponde (tampoco lo hace la juventud con esa fiesta del calimocho que se ha citado), como elemento de alto valor medioambiental, masa vegetal, flora y fauna; de jardinería, simbiosis de jardín romántico y algo de francés, donde el agua ocupa un lugar importante (ríos, acequias y fuentes) y por último de lo monumental que preside la estatua del Batallador, inicio del arranque del parque, y otros elementos que antes embellecían la ciudad y que han acabado depositados aquí (Fuente de la Princesa o de Neptuno y el quiosco de la Música): el parque ¿cajón de sastre?

Existe, o se está redactando, un plan director pero el parque sigue como siempre al ritmo, bastante anodino, de esta ciudad. Recordamos que hace unos meses Apudepa acompañó a Emilie de Ansar a denunciar algunos destrozos que se estaban haciendo en relación a los árboles de la avenida o paseo de los Bearneses pero todavía sigue cerrado aunque las obras hayan concluido. De hecho, se le entregó al Justicia un “Dossier informativo sobre el deterioro del arbolado urbano de Zaragoza”. Desde luego las pintadas se desparraman por el parque, los carteles anunciadores no están al día y tras su recorrido te inunda una sensación de cierto desaliño, basura, excrementos y pintadas, cuando en realidad es un espacio que necesitaría un mimo exquisito. Tras la Expo, durante dos años, va a ser FCC (Fomento de Cosntrucciones y Contratas) la encargada de mantener los parques de Zaragoza. Y no sin polémica. Por cierto que, en este mismo Blog y en su página web, Rafael Castillejo denuncia con mucha razón el maltrato a una de las esculturas emblemáticas del parque, el Centauro Quirón.

¿Por qué el parque grande, o parque Primo de Rivera, nombre oficial, no es Jardín Histórico? Desde aquí entendemos que reúne todos los requisitos que la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés le podría conceder. La Carta de los Jardines Históricos, Carta de Florencia de 1982, redactada por ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) nos introduce en sus requisitos pero es un referente que aquí casi nadie cita. La carta consta de 25 artículos y por su interés transcribimos aquí los 4 primeros:

Artículo 1.

"Un jardín histórico es una composición arquitectónica y vegetal que, desde el punto de vista de la historia o del arte, tiene un interés público". Como tal, está considerado como un monumento.

Artículo 2.

"El jardín histórico es una composición de arquitectura cuyo material es esencialmente vegetal y, por lo tanto, vivo, perecedero y renovable".
Su aspecto es, pues, el resultado de un perpetuo equilibrio entre el movimiento cíclico de las estaciones, del desarrollo y el deterioro de la naturaleza, y de la voluntad artística y de artificio que tiende a perpetuar su estado.

Artículo 3.

Dado que es un monumento, el jardín histórico debe estar protegido según el espíritu de la Carta de Venecia. No obstante, en tanto en cuanto se trata de un monumento vivo, su protección se atiene a reglas específicas, que son objeto de la presente Carta.

Artículo 4.

Determinan la composición arquitectónica de un jardín histórico:

  • su trazado y los diferentes perfiles del terreno.
  • sus masas vegetales: especies, volúmenes, juego de colores, distancias, alturas respectivas.
  • sus elementos constructivos o decorativos.
  • las aguas en movimiento o en reposo, reflejo del cielo

También hemos pensado en esta ocasión recomendar una bibliografía, tres libros estupendos, distintos y complementarios sobre paisajes y jardines. Por cierto, nuestro Parque Grande espera desde hace tiempo su propio libro:

· Steenbergen C. y Reh, W., Arquitectura y paisaje. Los proyectos de los grandes jardines europeos, Barcelona Gustavo Gili, 2001.

· Maderuelo, Javier, director, Paisaje y arte, Madrid, Abada editores, 2007 (Fundación Beulas. CDAN).

· Garcia Mercadal, Fernando, Parques y Jardines. Su historia y trazados, Zaragoza, Inst. Fdo. El Católico, 2003 (1ª ed. 1949).

VISITAS PREVISTAS DE APUDEPA RELACIONADAS CON EL PAISAJE

Finalmente, señalamos que el 27 de abril, domingo, nos vamos a disfrutar del paisaje de Monegros, el 17 de mayo a Saviñán (donde surgen unos importantísimos viveros de plantas de gran difusión en España) y el 21 de junio al CDAN en Huesca y a Piracés a disfrutar del arte y naturaleza. Qué felicidad. ¿Os animáis? Podéis llamar al 606 970 900.

20/04/2008 15:36. apudepa #. Desarrollo Sostenible

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

Carmencita Descalza

¡Qué interesante! Muchas gracias por su sensibilidad hacia el paisaje, que aprecio en cada post. Un saludo.

Fecha: 20/04/2008 23:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris