Facebook Twitter Google +1     Admin

Los Ayuntamientos de Aragón suspenden en transparencia

20080806145415-elboj-cuaderno-bitacora.jpg

 

Caricatura de Fernando Elboj, alcalde de Huesca: http://tipologia-oscense.blogspot.com.

Los consistorios de las capitales de Huesca y Teruel están entre los quince más proclives a la corrupción de toda España. Seguramente ya lo habrán leído pero nosotros lo recogemos también. El tema no es una cuestión baladí. El País y Heraldo de Aragón, entre otros, se hacían eco el pasado día 29 de julio de este importante informe de “Transparency International”. Según el índice de transparencia, Zaragoza ocupa el puesto número 40, Teruel el 88 y Huesca el 97 sobre 100. Teniendo en cuenta que analizaban 100 municipios, Teruel y Huesca han sido catalogados como dos de los Ayuntamientos más opacos de toda España (noticia Heraldo pinchar aquí). Ahí es nada lo que leemos.

Este informe se acredita sobre 100 ciudades de España con más de 50.000 habitantes. La más transparente Bilbao que alcanza 90,6 puntos (seguidas por Gijón, Cartagena y Barcelona) y la menos Orihuela con 12,5, En cuarta posición de las ciudades opacas se sitúa Huesca con 17,5 después de la ya citada de Orihuela, Torrevieja y El Ejido. Vaya suspendo más fenomenal el de Huesca y el de Teruel que se le sitúa próxima.

Por Comunidades Aragón se coloca la tercera por la cola después de Extremadura y Cantabria. En gestión económica no les contamos porque la opacidad es casi absoluta: Zaragoza sólo consigue 30 puntos sobre 100 (puesto 37), Teruel 10 (puesto 69) y Huesca 5 puntos (puesto 81.

Algo de todo esto ya deja entrever la Fiscalía de Huesca, quien aseguraba que las administraciones no colabo­ran de la manera adecuada en los casos de delitos de urbanismo y de ordenación del territorio, al igual que ocurre en otras provin­cias como Málaga, Valencia, Bur­gos, Murcia, Tarragona, Barcelo­na, Tenerife o León. Así lo recoge la Memoria de la Fiscalía de Me­dio Ambiente y Urbanismo, pre­sentada hace pocos días en Madrid.

Apudepa ve con enorme preocupación estos datos, que ya sospechábamos. En realidad, los alcaldes de Huesca y Teruel deberían dimitir. Parece como si los políticos todavía no se hayan querido enterar que están al servicio de la democracia, son servidores de los ciudadanos, y que por tanto sus hábitos al servicio del electorado deja mucho que desear. El Sr. Elboj, alcalde de Huesca, concejal de Urbanismo y senador (¿quién da más?) debería de dar explicaciones y no escurrir el bulto diciendo que por tratarse de una asociación privada no va a valorar el informe, según dijo a la prensa. ¿Y el informe de la Fiscalía de Medio Ambiente lo va a valorar Elboj? Qué pena de Comunidad. Así no vamos a ningún lado por mucha Expo que se monte.

De paso, aprovechamos para decir nuestro NO rotundo a la concesión de la medalla de la ciudad a los alcaldes democráticos y entre ellos a González Treviño. Una vez más Belloch se ha pasado cuatro pueblos. Pero si González Triviño salió por piernas de Zaragoza cuando el PSOE lo iba a dimitir. En su mandato comenzó una de las operaciones urbanísticas más especuladoras y escandalosas de nuestra ciudad: El Tubo de Zaragoza, uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad, el popular “Zoco de los calamares fritos”. Para alcanzar una enorme rentabilidad económica se acabó montando un parquin en plena plaza de España; terminó con todos los pequeños negocios del escenario; disneificó la antigua muralla romana; hizo ya irreconocible los últimos vestigios de la puerta Cinegia; acartonó un auténtico patio tardo gótico como se puede ver en la actualidad; y se demolieron muchas casas, entre ellas una singular del siglo XVIII y otra donde había habitado Mª Teresa Ballabriga, esposa del infante D. Luis, cuando se quedó viuda y el rey Carlos III la extraditó de Madrid. En conclusión, sobre este caso la prepotencia de Belloch no tiene límites, como no la ha tenido para el azud del Ebro en Zaragoza. Al ex ministro de Justicia más le valdría también profundizar y corregir en su ciudad todos los resultados negativos del informe del Transparency International. En ese supuesto al patrimonio arquitectónico le iría bastante mejor.

 

06/08/2008 14:56. apudepa #. Denuncias

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

gravatar.comLa Verdad

La verdad es que es lamentable el resultado de la encuesta. Más que dimitir los alcaldes, como dice el comentario, deberían Vds. decir que los ciudadanos deberían tener en cuenta estos datos a la hora de votar. Simplmente por un tema de democracia simple. Estoy de acuerdo con casi todo el comentario, excepto con lo del Tubo y con lo del Azud, que no creo sean actuaciones malas para Zaragoza, si no todo lo contrario. Por cierto, no veo nada de malo en "disneificar" algo. A las élites les disgusta que los ciudadnos normales tengamos acceso a la cultura, que era un coto reservado a ellas. Pero los tiempos cambian.

Fecha: 06/08/2008 16:54.


Carmencita Descalza

Sin hacer ascos a su tono constructivo no puedo dejar de constatar que para usted la cultura es disney...

Fecha: 06/08/2008 17:48.


gravatar.comLa Verdad

Doña Carmen:
Disculpeme, pero se equivoca conmigo. Le explico lo que pienso:
Cultura es etimológicamente el cultivo del ser humano.
Cultura no es igual que arte, ni es igual que tecnología o desarrollo. Va más allá. Cultura es un conjunto de circunstancias que permiten reconocerse a una comunidad social.
Em mi caso, soy español, y mi cultura es mi historia, mis tradiciones, mis costumbres, mis anhelos como ciudadano, todos ello volcado en elementos que me permiten reconocer mi ser como español: edificios, obras humanas artísticas y técnicas, ceremonias, actitudes, etc. todo ello tamizado por los valores que la sociedad occidental (que no la humanidad) ha ido consolidando para deshechar aquellas tradiciones y costumbres incompatibles con la evoluación de nuestra concepción de sociedad. En resumen, cultura son aquellos aspectos (positivos) que me permiten reconocerme como español e identificarme como miembro de una comunidad.
Disney no es cultura. Disney (a la que yo respeto mucho por su papel en la sociedad y su influencia en los niños de varis generaciones) no es cultura, es una forma de presentar una cultura. Cuando yo hablo de que disneificar PUEDE (no siempre) ser positivo, no me refiero a la cultura DIsney si no a la forma de hacer accesible la cultura a todos. ¿Límites?, por supuesto que los hay (no vamos a poner 40 carteles de colores en el Pilar para que la gente se maneje mejor dentro, ni vamos a poner al Ray un apegatina en el pecho que ponga Juan carlos, para que la gente lo reconozca por televisión).
Respecto a mi participación en este foro, no vea Vd. intenciones aviesas. Soy un lector diario del blog porque el tema me interesa y porque valoro mucho las inciativas de APUDEPA, pero no puedo resisitirme a ofrecer una opinión discordante para enriquecer el debate. No puedo decir quién soy ni a qué me dedico, pero créame que mi devoción por la cultura es sincera, y mi contribución, real.

Fecha: 07/08/2008 12:26.


Carmencita Descalza

Estimado señor: ya le he reconocido su tono constructivo, aunque discrepo con usted en muchas cosas. Pero oiga, me deja preocupada con eso de que no puede decir quién es usted... Respeto que no quiera decirlo, pero que no pueda me preocupa.

Fecha: 07/08/2008 16:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris