Facebook Twitter Google +1     Admin

“La autocrítica y la participación política”, por Víctor Guíu

20090205121302-genoves1.jpg

Juan Genoves, El Abrazo, 1976, MNCARS.

Este convencimiento, acrecentado en los últimos años por mi trabajo y mi participación en centros de desarrollo, hacen que haya reconsiderado las tradicionales formas de participación y asociacionismo. El “partidismo”, que no la política, ha inundado las bases más elementales de la participación ciudadana. Y huyendo de ese “partidismo” sólo nos queda la política social, la ciudadana, buscando nuevas fórmulas de entidades colectivas que trabajen asambleariamente y con democracia participativa. Los blogs y las redes sociales telemáticas están abriendo un camino importantísimo para la lucha ciudadana, y los grupos de poder tradicional lo saben.

A estas formas de control se suma la poca cultura participativa de la población, en un país en el que nadie representa a nadie, herencia de nuestro secular individualismo. Y aunque queramos ver en procesos novedosos de planificación un cambio de rumbo, que existe sobre todo gracias a las formulaciones europeístas, distamos mucho de la tener unas bases asentadas en la cuales desenvolvernos con mayor diálogo social.

Otro aspecto en el cual no nos prodigamos en nuestras organizaciones, sean o no políticas, es la autocrítica. Y así, desde la asociación cultural al centro de desarrollo, pasando por todas las capas de nuestra vida se maquillan resultados, se apuesta por proyectos por no dar marcha atrás y reconocer los fallos… nos burocratizamos en nuestras jaulas sin salida.

Por supuesto, la responsabilidad es de todos. De nuestros políticos, por lo de siempre; de los que supuestamente nos representan porque no existe comunicación con las bases; de los ciudadanos por no exigir conocer el interior de estas estructuras y no luchar por cambiarlo; y también, por qué no decirlo, de los técnicos, que quizás no hemos dirigido más esfuerzos a abrir las instituciones a los ciudadanos. O quizás no se tengan los medios, o se ha perdido la ilusión…

Nos quedan miles de recursos por estudiar, metodologías por elaborar. Nos queda un trabajo alejado de estructuras de poder, donde reinventemos la sociedad, convirtiéndonos en agentes activos del cambio. O, al menos, nos debe de quedar el orgullo, individual o colectivo, de proponerlo y actuar en consecuencia.

05/02/2009 12:02. apudepa #. Opinión

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

Carmencita Descalza

Me parecen muy interesantes estas reflexiones. Y les agradezco que nos hagan partícipes desde su experiencia.

Fecha: 06/02/2009 15:43.


Marimar

Se respira bien este aire fresco en los artículos.
Gracias.

Fecha: 06/02/2009 18:58.


gravatar.comJosita

Interesante y valiente reflexión. Si hubiera muchas de este tipo nos moveríamos en este país con un rumbo orientado, no en la línea caótica que parece moverse todo. Ejercer la autocrítica es importante y hay que ejercerla aunque nos cueste porque el silencio abruma mayoritariamente. Por otro lado, proponer nuevas ideas, nuevos programas, incrementar la capacidad creativa resulta de gran actualidad.

Fecha: 06/02/2009 20:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris