Facebook Twitter Google +1     Admin

RUTA DEL CRÓMLECH CON CAIRN de ATIART, EN CAMPO (HUESCA), EL DÍA 12 DE MARZO, INVITACIÓN DE COSME CASTÁN

Apudepa tiene el gusto de transmitir, y agradecer,  esta invitación de Cosme Castán Campo,  Presidente de la Asociación Ball Axen, que nos anima a hacer   la ruta del CRÓMLECH con CAIRN de ATIART, en Campo, Ribagorza (Huesca):

   -DIA: SÁBADO, 12 DE MARZO

   -HORA: 9H

   -LUGAR DE SALIDA: PZA. CABOVILA

   -DESPLAZAMIENTO:  EN COCHES PARTICULARES                             

 INFORMAREMOS SOBRE:

- LIGURES Y CELTAS

-RITOS Y CELEBRACIONES SOLSTICIALES

Esta ruta la voy a repetir tantas veces como me la soliciten –señala Castán- y estoy convencido serán muchas, ya que en ellas pienso poner en valor lo que queda de un monumento megalítico testigo de más de 8.000 años de historia.

        Os espero el día 12, hasta entonces recibid un saludo

 

***

EN  DEFENSA  DE  NUESTRO  PATRIMONIO

Texto de Cosme Castán

    Quiero manifestar mi descontento e indignación sobre como defienden y protegen el patrimonio en Ribagorza y Sobrarbe especialmente, los organismos que se supone están para ello, mas vista la reciente algarada de la cueva de Chaves, este manifiesto puede ser válido para todo Aragón.

     Harto de hacer denuncias y comunicados a toda clase de organismos relacionados con la cultura, mediante notas de prensa y radio, personarme en patrimonio y cultura en DPH y DGA, explicando los diferentes expolios, y no haber recibido respuesta ninguna, he decidido dirigirme a la UNESCO, denunciando en especial el expolio del Cromlech de Atiart, y si el citado organismo lo estima necesario, mandare un dossier donde se darán las explicaciones que procedan, de todo el proceso de denuncias, y las fundadas sospechas causantes de su desaparición (la denuncia a la UNESCO antes expuesta esta formulada con fecha 6-2-2010, es decir hace más de un año, no se ha recibido respuesta ninguna, por lo que nos vamos a dirigir a UNESCO en su sede de Paris, esperando por lo menos una contestación).

    Visto el nulo interés de quien debiera tenerlo, además de ciertos correos que me han llegado en positivo, dándome ánimo para seguir luchando, y también desinformados como el que voy a transcribir, que llega como consecuencia de la denuncia en prensa formulada en noviembre del 2007, sobre la destrucción del Cromlech de Atiart.

     Dice así: Es de agradecer la participación ciudadana en la conservación del patrimonio, pero este señor, ribagorzano, de Campo, se ha inventado, gracias a conversaciones con Pla, ese yacimiento o túmulo celta. De las piedras solares, ya hace 30 años que un cura se lo dijo a mi padre y ya estuvimos allí. Del túmulo, pues señalar que aquella misma tarde que salió en la prensa, me llamó un arqueóloga de la DGA.

   Lo que él llama “túmulo” pues no hay nada que lo confirme, ni un resto, así que como siempre, la prensa, cuando se aburre, llena páginas con lo que sea.

     Un saludo.

     Fraternalmente tuyo y de la anarquía.

                     Lo firma un señor del Sobrarbe

 

    Sobre este correo, hay tantas aclaraciones que puntualizar, que agradecería al encargado de la página donde se inserte, me las publicara, gracias.

    Primero, debido a los más de 30 años que tengo conocimiento del posible Cromlech con Cairn, lo ponía con frecuencia en la oferta de rutas guiadas, que desde 1990 vengo haciendo (hasta el 2006 a título personal, y después mediante la asociación cultural Ball Axén) convencido de que los organismos sabedores de su existencia y ubicación estaban trabajando en su estudio y catalogación.

    Esta ruta como otras, para ejercer de guía, necesitas aunar cuanta más información mejor, sobre los temas que en cada una tengas a desarrollar, en el caso de la que nos ocupa hay diversidad de opiniones en cuestión de los megalitos, lo que sí es incuestionable es que lo mismo las posibles piedras solares de la Cabezonada, como el expoliado cromlech de Atiart, no son ni elementos naturales ni casetas de monte derruidas, como me dan a entender los responsables de arqueología de la DGA

    Entre los asistentes a dichas rutas, como es natural ha venido personas de todo tipo, edad y sexo, desde gente especializada en arqueología e historia antigua, (a los cuales debo agradecer mucho de lo que sé hoy sobre los megalitos en particular) y otros la mayoría, que les interesa cualquier tipo de manifestación cultural, de unos y otros surgía siempre la misma pregunta, ¿lo has dado a conocer en DPH o DGA? mi respuesta era siempre afirmativa, pues como he comentado los citados organismos y otros, hacía varios años que se los había comunicado. Tres de los arqueólogos y un profesor de historia, que me ayudaron y me dieron información de este y otros megalitos, es curioso que ninguno fuera aragonés, siendo los aragoneses los primeros en saberlo. Otra cosa es la importancia que los técnicos de nuestra comunidad le quisieran dar, una vez vistos los hechos se puede decir sin temor a equivocarse, “ni puñetero caso”.

   Desde la destrucción del crómlech, he dejado de organizar rutas muy a mi pesar, la razón no es otra, mas, que no quiero divulgar un patrimonio y ponerlo en peligro por ello, visto que lo que confiaba yo en que era una medida de protección, (como debería ser, darlos a conocer y denunciarlos en patrimonio y cultura) hacía ellos no sirve absolutamente para nada.

     El señor del correo, creo que está a la misma altura de conocimiento y sensibilidad que los organismos citados, no me extrañaría perteneciera a alguno de ellos.

    Los arqueólogos y demás especialistas que han visitado los megalitos, me comentaban que hay que ser muy cautos y rigurosos, antes de hacer una catalogación de éstos, necesitando previamente hacer una limpieza del entorno donde están ubicados, además de unas catas que darán información muy fiable de su edad y razón para lo que estaban construidos.

    La arqueóloga de la DGA, según parece no necesita nada de esto, desde Zaragoza es capaz de catalogar y categorizar con total certeza el crómlech de Atiart.

     El relacionarme en su escrito con D. Antonio Pla Cid, se lo agradezco ya que es una persona a la cuál le tengo gran estima, por muchas cosas, estoy orgulloso de su amistad, y lo admiro por su bondad, capacidad de trabajo, sabiduría y sensibilidad, es una verdadera gozada leer sus artículos en el CES, así como su última publicación Protohistoria de Sobrarbe, libro que junto al de D. Manuel Iglesias Costa, Historia del Condado de Ribagorza, pasan a ser dos de los libros más recurridos para mis trabajos.

    Pienso que este correo, como la opinión en referencia al crómlech, por parte de uno de los responsables del departamento de arqueología en DGA, D. Javier Rey (con el que tuve una conversación telefónica, en la cual me manifestó su opinión en referencia al megalito, diciéndome que el círculo de piedras destruido no era un cromlech, y el cairn que está dentro de él es una caseta de monte derruida), se basan en el informe del arqueólogo de la Concentración Parcelaria de Fuendecampo, que atendiendo mi denuncia en prensa se personó, en el lugar de los hechos, para comprobar lo denunciado, pidiéndome le acompañara.

     Sabedor de cómo se iba desarrollando el tema, y recibida la negación por parte de los organismos de Patrimonio y Cultura en referencia a la formulación de la denuncia emitida en 1982 (una negativa que visto el desastre, tienen muy fácil hacerla, ya que mi candidez me llevó a pensar que los responsables de dichos organismos se ilusionarían con un hallazgo de este tipo, por lo que ni pensé en pedir un registro de entrada), sí que fui a la cita con el arqueólogo, pero acompañado de mi amigo Joaquín Ballarin Castel como testigo, una vez personados los tres en el lugar de los hechos, el arqueólogo nos hace algún comentario sobre el cairn, haciéndonos ver dónde estaba la posible entrada a la cámara sepulcral de dicho cairn, y el porqué de su orientación hacía el sur. Nos enseñó el plano con foto aérea donde se podía ver el cromlech antes de su destrucción, precioso, con una redondez perfecta, y donde también se apreciaba la bonita entrada orientada al sur al igual que la citada del cairn, además de sus medidas de origen, mas nos advierte el arqueólogo de que a pesar de que ya estaba destruido, la actuación de la concentración parcelaria quedaba al margen o lindando con el crómlech.

     Los trabajos de la concentración parcelaria llevan buen ritmo, puedo atestiguarlo, pues con el temor de que terminen por destruir totalmente lo que queda del megalito, voy todas las semanas a visitarlo. En una de las primeras visitas, queda de manifiesto que el megalito no está al margen de la actuación parcelaria (como nos comunicó el arqueólogo), está en medio de ella y rodeado de aspersores, aunque sensiblemente reducido ya que al quitar las piedras con la pala mecánica, deforestaron los robles más próximos a la cara interior del circulo.

     Para terminar, aunque no está dicho todo lo ocurrido, en el verano pasado, ya con las tierras de la concentración en producción, me percibo que están desbrozando el bosquecillo de robles de lo que queda junto al cairn, al tiempo que sea para sentarse a desayunar, o sea para borrar cualquier vestigio (supongo que los trabajadores que están desbrozando), están manipulando las piedras del cairn.

 

08/03/2011 19:38. apudepa #. Patrimonio

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris