Facebook Twitter Google +1     Admin

Bastarás en Huesca, Aliaga en Teruel y los cascos celtibéricos procedentes de Aranda de Moncayo (Zaragoza), sublimes ejemplos de la mala gestión del patrimonio aragonés

20121104182702-copia-de-dscn0018.jpg

Concentración ciudadana en protesta por el expolio de la Cueva de Chaves y de los daños medioambientales en la finca de Bastarás  (Huesca), propiedad de Fimbas. Foto mayo 2009.

Nota de Prensa de Apudepa

Bastarás en Huesca, Aliaga en Teruel y los cascos celtibéricos procedentes de Aranda de Moncayo son algunos sublimes ejemplos de la mala gestión del patrimonio aragonés

En el día de Todos los Santos, cierto patrimonio cultural y medioambiental aragonés agoniza

 

En los tiempos que corren Apudepa siente que leer la prensa diaria se aproxima a una pesadilla o, si se quiere,  a un cuento de terror. Un día sí, y otro también, los medios de comunicación no hacen sino recoger las  malas noticias que aportan actuaciones erráticas de la administración aragonesa.

 El 1 de noviembre, día de Todos los Santos, Heraldo de Aragón, amanece con tres llamadas de atención relacionadas con patrimonio y medio ambiente: la inculta actuación del ayuntamiento de Aliaga (Teruel) al conceder  permisos para construir unas viviendas con un enorme impacto visual sobre la iglesia parroquial  del siglo XVII; la actuación  esperpéntica de la empresa propietaria del coto de Bastarás (Huesca) al abrir el coto de caza,  cuando hay una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón denegando su apertura y, finalmente, la noticia de la reciente  subasta de Christie´s de tres cascos celtibéricos, al parecer  procedentes del yacimiento expoliado de Aranda de Moncayo (Zaragoza), sin que el gobierno aragonés  pujase con los  90.000 euros necesarios.

Apudepa alerta que con actuaciones de este calado se profundiza todavía más en el empobrecimiento general de la sociedad aragonesa, y en particular en la  de sus pueblos, y que estamos matando la gallina de los huevos de oro: la potencialidad turística del patrimonio, además de toda la carga cultural que es sobreentendida y que no puede ser cuestionada.   

En el otoño del año 2012 Bastarás en Huesca, Aliaga en Teruel y los cascos celtibéricos procedentes de Aranda de Moncayo son algunos sublimes ejemplos de la mala gestión oficial del patrimonio aragonés.  La administración  sigue sin encontrar el rumbo en materia de cultura al no corregirse  las corruptelas que a menudo  han corroído, y corroen,   las políticas de  desarrollo de este  país.

                                            Apudepa, 1 de noviembre del 2012

 

 

04/11/2012 18:31. apudepa #. Noticias

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris