Facebook Twitter Google +1     Admin

El aragonés y la Ley de Lenguas -2013, por José María Satué

20130516130757-bandera-aragonsea.jpg

Los hablantes del aragonés nos ilusionamos cuando se publicó la Ley de Lenguas-2009, que creaba el Consejo Superior de Lenguas y la Academia del Aragonés, pero las ‘inclemencias del tiempo político’ impidieron que se desarrollase del todo. La voluntad popular colocó a otros gobernantes, que acaban de derogar dicha Ley y han parido otra (mayo-2013), que ni siquiera se atreve a llamar las lenguas por su nombre. ¡Quién puede negar una realidad! Que se enteren de una vez: las lenguas que se hablan en Aragón son el castellano, el catalán y el aragonés. ¿Desde cuándo las lenguas son un problema? Siempre han sido un medio de relación entre las personas. Las lenguas son libres, como los pájaros y el aire, que no entienden de banderas políticas ni de fronteras.

De las tres lenguas, el aragonés es la única que está en ‘estado crítico’ y ahora, en lugar de ampararlo, le estamos preparando la sepultura, porque lo hemos colocado en una veleta, que gira con los vientos políticos.

Reivindicamos un reconocimiento para el aragonés, nacido del consenso de todos los partidos políticos y la creación de una autoridad lingüística (con el nombre que sea), independiente y competente, que lo regule con una ortografía flexible, capaz de regular todas las variedades o modalidades de hablas locales, como forma básica de protegerlo y promocionarlo.

La Ley de Lenguas-2013, la falta de consenso y las discordias políticas, traerán la muerte definitiva del aragonés. Pongámonos todos de acuerdo y hagamos algo positivo. ¡No dejemos morir nuestra voz!

*José María Satué es socio de APUDEPA y del Estudio de Filología Aragonesa

16/05/2013 13:08. apudepa #. Opinión

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris