Facebook Twitter Google +1     Admin

El palacio de Argillo de Saviñán, por Francisco Tobajas Gallego

20130517220941-2013-05-17.jpg

Foto llegada hoy a Apudepa, 16 de mayo del 2013. Entrega de las llaves del palacio de Saviñán. A la izquierda el alcalde  de Saviñán y a su lado el representante de la familia, Luis Olazábal y Castro, y  nacido en Saviñán, que le entrega las llaves, y los concejales del Ayuntamiento de Saviñán Carlos Saldaña, Jesús Arévalo y José Capdevilla.Sin duda, un día de júbilo para todos. 

Luis de Olazábal y Castro, en representación de sus hermanos y primos, y el alcalde de Saviñán, Ignacio Marcuello, han firmado la cesión del palacio de los condes de Argillo de Saviñán al pueblo. Se trata de una casa palacio renacentista, que tiene su origen en una torre defensiva medieval, que levantaron los Muñoz de Pamplona tras la reconquista de estas tierras en 1120.

Después de largos años de acuerdos y desacuerdos, la Corporación Municipal de Saviñán, presidida por Ignacio Marcuello, no ha cejado nunca en su empeño y, a pesar de los problemas surgidos con los herederos, al fin ha conseguido que este palacio renacentista, que necesita unas urgentes obras de consolidación y restauración, pase a ser propiedad municipal.

Francisco Tobajas Gallego es Cronista Oficial de Saviñán

 

***

Desde Apudepa transmitimos  la enhorabuena al Ayuntamiento de Sabiñán y al pueblo. Recordarmos a nuestros lectores que el camino ha sido muy difícil y su defensa hubo que llevarla hasta el  Tribunal Supremo. Allí estuvimos  defendiendo a una el histórico edificio, el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Saviñán y Apudepa. La sentencia a favor de la catalogación del Palacio en contra de los demandantes, los Olazábal,  fue en el 2012.

17/05/2013 22:10. apudepa #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris