Facebook Twitter Google +1     Admin

"Causas de la corrupción pública", por Guillermo de la Dehesa

20140911202431-2011-02-13-img-2011-02-06-02.08.31-5942890.jpg

Nos ha parecido mucho interés  el artículo  de Guillermo de la Dehesa "Causas de la corrupción pública", El País, Laboratorio de ideas, domingo 10 de agosto de 2014, enlace.

Su autor entra de lleno a analizar  el sistema corrupto de la función pública. Los datos y cifras concretas ahí están.  Desde nuestro punto de vista nadie en su sano juicio puede pensar a estas alturas que tratar este tema es ajeno al patrimonio cultural. Lo es a nivel paisajístico, arquitectónico y urbanístico,  lo que conlleva hablar directamente de ayuntamientos, inmobiliarias, promotoras  y constructoras. Entre las muchas causas esgrimidas nos ha parecido de especial interés  el apartado en el G. que  de la Dehesa se ha expresado en los siguientes términos:

"Una de las causas de que la construcción y el inmobiliario generen mayor nivel de corrupción en España es que las decisiones sobre dónde y cómo puede construirse las deciden los propios Ayuntamientos a través de sus ordenanzas urbanísticas, lo que es casi insólito en el resto de la UE, donde las decisiones son del Gobierno central, como en Francia o de los Estados o regiones como en Alemania o Italia. La larga experiencia vivida en muchos países desarrollados demuestra que, cuanto más cerca está el nivel de decisión urbanística y constructiva del promotor o constructor que propone la ubicación y la obra, mayor es la probabilidad de corrupción".

A este respecto,  es lamentable que  en este país se siga mirando hacia otro lado como si no se quisiera rectificar la perversa trayectoria.  El litoral español sabe mucho del tema  pero el interior peninsular también: grandes ciudades, capitales medias y pequeñas, y también algunos pueblos,  han entrado en esa vorágine del chamarileo cotidiano, de los constructores que entran en los ayuntamientos como "pedro por su casa", en muchos casos repartiendo dádivas,  difíciles de demostrar, claro, salvo que se declaren entre ellos una guerra incruenta.  

En este estado de cosas, con la ganancia como objetivo, ni los ayuntamientos tienen en cuenta como objetivo prioritario  los intereses de la sociedad, ni las catalogaciones del patrimonio arquitectónico de los ayuntamientos son de fiar, ni los cambios surgidos  "ad hoc", normalmente descatalogaciones,  o rebajas de las mismas,  han beneficiado a la cultura ni a la sociedad, objetivos que tendrían que ser prioritarios como funcionarios de la "res publica". Así va el urbanismo mientras desaparecen iconos en el paisaje urbano, prvirtiendo su imagen.

Así vamos, a trompicones, con una legislación suficiente para salvaguardar una hermosa memoria imprescindible para el desarrolo del bien común pero la norma muy a menudo es conculcada en el fondo y en la forma. Casos para poner ejemplos en España a miles, sí. Como ejemplo recogemos  a continuación el reciente artículo de  Juan Goytisolo, "La destrucción del paisaje".   

11/09/2014 20:28. apudepa #. Denuncias

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris