Facebook Twitter Google +1     Admin

APUDEPA lamenta la improvisación y la falta de planificación en el Casco Histórico de Zaragoza y urge a la elaboración de un Plan Integral participado

20090110170932-zaragoza-casa-palafox-vaciado.jpg

 

Vaciado de la casa palacio de Palafox, Zaragoza. Foto Apudepa. La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, APUDEPA, ve cada día con más preocupación la situación del Casco Histórico de Zaragoza. El mal estado del patrimonio civil y de la arquitectura popular urbana son buenos indicadores de la mala aplicación del Plan Integral del Casco Histórico.

Es insultante que sea la necesidad de contratar a parados la razón principal para que lleguen inversiones al Casco, pues demuestra un desprecio absoluto hacia la ciudad y la falta de una planificación seria en relación con su Centro Histórico.

APUDEPA denuncia que el PICH ha tenido un desarrollo nefasto basado principalmente en operaciones de cosmética arquitectónica, olvidando precisamente el factor integral que es único que puede conducir al éxito las políticas sobre centros históricos, como viene demostrando la experiencia española y europea. Además, la constante improvisación y la indefinición han mancillado el espíritu y la letra del Plan original (la última prueba de todo ello la dan las maniobras en relación con el palacio de Fuenclara y la Imprenta Blasco).

Zaragoza necesita un Plan, a juicio de la Asociación, que entienda integralmente los problemas del Casco Histórico, partiendo de sus apremiantes necesidades sociales, de las necesidades de los vecinos y de la necesidad de mantener la esencia tipológica, arquitectónica y constructiva del casco histórico, conforme al principio de conservación integrada reflejado en la Carta Europea de Amsterdam. Y para ello es necesaria la convergencia de las diversas disciplinas y de los ciudadanos afectados, no solamente en la redacción del Plan sino también en su seguimiento.

Por otra parte, intervenciones sobre el patrimonio monumental como las del Convento de Mínimos de la Victoria o el Real Hospital de Nuestra Señora de Gracia demuestran que es necesario un mayor debate y una mucho mayor interdisciplinariedad, así como una mayor atención a la complejidad histórica y arquitectónica del Centro Histórico.

APUDEPA quiere denunciar también las sustituciones de edificios que siguen practicándose en el Centro Histórico (pese a que la Ley de Patrimonio Cultural las proscribe) el “fachadismo”, los vaciamientos y el deficiente tratamiento de los inmuebles de Interés Ambiental. Todas ellas, junto al descontrol arqueológico que venimos detectando, son razones poderosas que explican el fracaso del desarrollo del Plan Integral del Casco Histórico.

APUDEPA quiere señalar también que la salud y la vitalidad del Centro Histórico de una ciudad depende también de la planificación urbanística de todo el término municipal y del área metropolitana, por lo que cualquier política que no tenga un alcance global (como la actual, caracterizada por un urbanismo a la carta) está abocada al fracaso y conlleva la marginación del Centro Histórico.

 

APUDEPA, 8 de enero de 2009

 

10/01/2009 16:32. apudepa #. Urbanismo

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris