Facebook Twitter Google +1     Admin

Entrevista al vicepresidente de SOS MONUMENTOS

20090218204159-sos-monumentss-sos-m-p.gif

En la edición de hoy del diario “LA VANGUARDIA” se ha publicado esta interesante entrevista al Vicepresidente de la Asociación conservacionista del Patrimonio SOS MONUMENTOS. Por su interés y por sus similitudes con lo que sucede en Aragón,  lo ponemos en nuestro blog para reflexionar sobre el asunto.

ENTREVISTA A SALVADOR TARRAGÓ POR JESÚS SANCHO

"Barcelona está perdiendo su patrimonio arquitectónico"

El vicepresidente de SOS Monumentos ve necesario un mayor control de la ley para salvar los edificios históricos

 

Un grupo de arquitectos, geógrafos e historiadores catalanes preocupados por el patrimonio cultural decidieron crear hace más de diez años SOS Monumentos. Su vicepresidente, el arquitecto Salvador Tarragó y director del máster de restauración de monumentos de arquitectura en la UPC, alerta de que Catalunya está perdiendo su patrimonio arquitectónico ante la proliferación de intervenciones agresivas. Para evitarlo considera necesario "una mano más dura en el control de la legislación" que regula los temas de patrimonio histórico y artístico.

 

-¿Por qué surge SOS Monumentos?


-Es una asociación de defensa cívica del patrimonio cultural que se creó en 1997 ante la situación de impotencia y fracaso de conservación sobre todo del patrimonio arquitectónico en Catalunya.

-¿La normativa que regula el patrimonio no es suficiente?


-Existe una normativa que protegen los monumentos pero como todas las normativas están cargadas de buenas intenciones. Si se cumpliera al pie de la letra se garantizaría la supervivencia y el respeto de los monumentos. En la práctica la interpretación ha sido tan laxa que ha sido incapaz de evitar ciertos desmanes. Catalunya en general y Barcelona en particular están perdiendo su patrimonio arquitectónico.


-¿De qué desmanes me habla?


-Una de las intervenciones más polémicas ha sido la del Monasterio de Sant Pere de Rodes en Port de la Selva. Se trata de un edificio románico de origen pero barroco en cuanto a su evolución y llegó a intervenirse de tal forma que la parte barroca quedó eliminada. Otro caso muy conocido ha sido el restaurante de lujo Fortí levantado en el interior de una fortificación junto a la playa del Miracle de Tarragona que al final el Tribunal Supremo ha ordenado el derribo del restaurante.


-¿En Barcelona qué patrimonio estaría en riesgo?


-En la Casa de l"Ardiaca, en el barrio Gótico, se ha llevado a cabo una restauración que ha alterado profundamente su arquitectura original. Con las ampliaciones del Museo Picasso también se han perdido forjados medievales del siglo XVIII para dar paso a grandes naves y así se puedan ver mejor las exposiciones. Con la expropiación de la Casa de la Misericòrdia en el Raval esta iglesia románica, que es obra del arquitecto de Francisco de Paula, el mismo quien se encargó del Monasterio de Montserrat, sería otro monumento en riesgo. El Palau Güell de Antoni Gaudí está en obras desde hace un año y distintas entidades y asociaciones hemos pedido poder visitarlo pero no hay manera. La destrucción de la Cripta de la Colonia Güell, que es motivo de escándalo internacional, sería otro ejemplo.


-¿Qué se podría hacer para que no se repitieran estas situaciones?

-Exigir a los restauradores que fueran especialistas con conciencia y una formación histórica de la arquitectura para valorar y respetar los edificios. Y luego una mano más dura en el control de la legislación que regula los temas de patrimonio.


-También se ha hablado mucho de la Sagrada Família y las obras del AVE. ¿Cree que este monumento también correría peligro?


-Hay unos riesgos evidentes por lo que representa la construcción del AVE. Un autor de un proyecto, sea un arquitecto o un ingeniero, ofrecerá todo tipo de garantías y explicaciones como si tuviera un dominio absoluto de la realidad. Pero las mismas intervenciones referentes al AVE en la práctica han provocado errores muy graves tal como ha pasado en Montblanc o en Zaragoza. Con estos antecedentes, sin haber realizado prospecciones con suficiente detalle y conociendo la naturaleza del subsuelo alrededor de la Sagrada Família se plantean graves dudas y grandes probabilidades de que surgan problemas.

-¿Y qué le parece la anunciada reforma de la Diagonal?

 

-Con una economía de crisis hipotecarse en la reforma de la Diagonal es una apuesta muy arriesgada si se valoran en su conjunto los intereses colectivos, la cantidad de horas pérdidas y la congestión de tráfico que generará.

-¿Qué riesgos existen desde el punto de vista arquitectónico?

 

-Por fortuna la Plaça Francesc Macià ha sobrevivido en condiciones muy buenas y es un ejemplo extraordinario de jardinería moderna y no se puede pensar en tocarla. Esta plaza es obra de Nicolau Rubió i Tudurí y después de Jean-Claude Nicolas Forestier es nuestro arquitecto paisajístico más importante de dimensión internacional.


-¿Internacionalmente en qué lugar se encuentra la arquitectura de Barcelona?


-Barcelona tiene un patrimonio histórico y arquitectónico de primera magnitud. Por ejemplo, el plan Cerdà de l"Eixample es una obra de urbanismo extraordinaria por su generosidad de dimensiones y amplitud de calles y plazas. Otro momento importante fueron las transformaciones urbanísticas que se llevaron a cabo durante los Juegos Olímpicos y la administración supo vender internacionalmente muy bien la ciudad. También tenemos el fenómeno de La Rambla que es un espectáculo arquitectónico y humano con sus grandezas y miserias.


-¿Actualmente hacia dónde tiende la arquitectura?


-Igual que Salvador Dalí representó en los años 30 la mercantilización de la pintura, Ricardo Bofill ha sido en los ochenta y los noventa uno de los pioneros en difundir y publicitar la arquitectura de imagen. La competencia y la agresividad actuales en el mundo de la arquitectura han provocado la búsqueda de soluciones de arquitectura personales y caracterizadas por niveles diferentes. El Museo del Guggenheim sería su máximo exponente. En Barcelona tendríamos el caso de la Torre Agbar. Pero hay que tener en cuenta que la arquitectura no es la escultura y la pintura sino que tiene una función de servicio debe ser compatible con los costes y la imagen proyectada.

 

17/02/2009 15:22. apudepa #. Opinión

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

gravatar.comCuriosa

Interesante entrevista. Cuando uno visita Barcelona ya se ve lo que está ocurriendo, claro que verbalizarlo tienen su mérito porque en realidad aputnas contra elk poider institucionalizado y en una ciudad de tanto "diseño" como Barcelona... Ahí es nada la Escuela de Arquitectura y el Sevei de Patrimoni de la Generalitat. El entrevistado apunta directamente a la linea de flotación de lo que aquellas representan, o mi me lo parece.

Fecha: 18/02/2009 07:45.


Julio

He leido la opinión del Vicepresidente de SOS Monumentos sobre las ampliaciones en el Museo Picasso de Bacelona.
En Zaragoza tenemos ejemplos de intervenciones parecidas como es el caso del Museo Camón Aznar. Cuando uno va al Museo, al ver el hermoso palacio donde se encuentra, espera (al menos yo) apreciar aspectos del interior de ese edificio, de las salas que hubo, patio, esclaeras, etc... pero la decepción es profunda. Se ha hecho una intervención que para nada respeta el espacio en el que su ubica.
Si que está bien y esta adecuado el espacio pensado para exponer los cuadros, pero esto se podría haber hecho en otro edificio cualquiera, sin necesidad de cargarse el interior de un palacio......

Fecha: 18/02/2009 08:59.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris