Facebook Twitter Google +1     Admin

El Ayuntamiento va a derribar “uno de los edificios más interesantes y singulares que hay en Ayerbe” según su propia página web

20070904000345-2-9-2007-ayuntamiento-de-ayerbe800-copia.jpg

El Ayuntamiento de Ayerbe contra el Ayuntamiento de Ayerbe. Página web del Ayuntamiento de Ayerbe . La Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, APUDEPA, no desea profundizar en polémicas estériles ni personales con nadie. Por ello APUDEPA va a obviar alguna de las declaraciones del señor alcalde de Ayerbe don José Antonio Sarasa Torralba. La retórica y las palabras utilizadas por el señor alcalde (trama, esperpento, emponzoñamiento, sarta de majaderías, palos a la rueda del progreso…) se califican por sí mismas. Tememos que no servirá de nada explicarle al señor alcalde las consecuencias de la política urbanística y económica que los municipios españoles se ven obligados a  llevar en el estado actual de cosas, en perjuicio del patrimonio cultural y natural común. “El progreso sostenido” tiene como muestra para el señor alcalde la construcción de 40 apartamentos (segundas residencias) en una pedanía de 3 habitantes (según datos facilitados por el Gobierno de Aragón) y la destrucción de un inmueble del siglo XVI reconocido como una de las muestras más significativas de la arquitectura local. Cuando se tiene esta concepción de la “sostenibilidad” resulta difícil dialogar.

 

Sin embargo sí resulta obligado aclararle al alcalde que APUDEPA no ha “llamado” a la Dirección General de Patrimonio, sino que ha presentado en el Registro General de la Diputación General de Aragón una instancia oficial para la declaración de un inmueble como Bien de Interés Cultural, al amparo de la Ley 3/1999, del Patrimonio Cultural Aragonés. Dice el señor alcalde que Casa Normante no figura en los catálogos de las Normas Subsidiarias, pero cabe aclararle al alcalde que el Catálogo de Edificios de Interés debe de formar parte del Plan General de Ordenación Urbana, sin perjuicio de su inclusión en las Normas Subsidiarias. Bueno sería, pues, que se revisase un Plan General que no se redactó al efecto, sino que se aprobó como homologación de esas Normas. Si casa Normante no figura en el Catálogo es, sin duda, porque es poco riguroso y nada exigente en lo cultural. Pero los Planes Generales, además de revisarse, pueden cambiarse cuando así lo exigen los intereses generales. Esto no le resultará extraño al alcalde ni al ayuntamiento, que bien ha aprobado la Modificación Aislada 3/07 del Plan General de Ordenación Urbana, para la “ampliación del suelo urbano en Fontellas”, precisamente. ¿Es lícito variar el PGOU para ampliar el suelo urbano de Fontellas y no lo es para catalogar un edificio histórico del siglo XVI? Poco le importa, en todo caso, al señor alcalde, el Plan General, pues él mismo reconoce que el Ayuntamiento de Ayerbe está haciendo todo lo posible para derribar Casa Seral, ésta sí, catalogada.

 

La situación del patrimonio es complicada, y más en los pequeños municipios. Las dificultades económicas son evidentes. Pero debe de saber el señor alcalde que, por ello, no es la Administración Pública, ni mucho menos las asociaciones de ciudadanos voluntarios, quienes deben de correr con los gastos para mantener el decoro de los edificios privados. Esto corresponde, en una sociedad civilizada (como presuntamente es la nuestra) a los propietarios, máxime cuando estos poseen los medios económicos suficientes. Un mínimo cumplimiento por parte del Ayuntamiento de Ayerbe (y del resto de ayuntamientos) de los artículos 184 a 190 de la Ley Urbanística de Aragón evitaría todas las penalidades que describe el señor Alcalde sin causar perjuicio al patrimonio cultural local. ¿Por qué no ordena el Ayuntamiento de Ayerbe la ejecución de las obras debidas de conservación de los edificios de la localidad? ¿Por qué no ejecuta estas obras el Ayuntamiento subsidiariamente cuando los propietarios se niegan a cumplir las órdenes? Esto es lo que manda la Ley. Mucho dinero se ahorraría el ciudadano si se respetase. El alcalde inquiere “¿O sería mas democrático obligar al propietario a que rehabilite la casa para solaz de unos cuantos?”. Mientras esto se pregunta el alcalde, el artículo 184 de la Ley Urbanística dispone que “los propietarios de cualesquiera edificaciones, terrenos, solares, urbanizaciones y carteles deberán mantenerlos en adecuadas condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y calidad ambiental, cultural y turística”. “La determinación de las citadas condiciones de conservación se llevará a cabo por los Ayuntamientos mediante órdenes de ejecución”. Además de mostrar una concepción de la urbanidad y la ciudadanía indigna de un representante de lo público, el señor alcalde demuestra su más absoluta ignorancia de la legislación urbanística y patrimonial y, lo que es más grave, la falta de adecuado asesoramiento técnico.

 

Si hubiese que pagar alguna indemnización al propietario, sería única responsabilidad del Ayuntamiento de Ayerbe, que ha autorizado el derribo de un edificio histórico en el entorno del palacio de Ayerbe (Bien de Interés Cultural) sin ordenar la ejecución de obras de conservación. Es de suponer, sin embargo, que el propietario no querrá hacer negocio con el suelo urbano (el Ayuntamiento no lo consentiría, obviamente).

 

El alcalde parece haberse sorprendido del valor de casa Normante al leer el trabajo de Chesús Giménez Arbués. Quizás debería de consultar algo más la página web de su ayuntamiento, que en el apartado Patrimonio, dedicándole uno de los más importantes espacios, la considera “uno de los edificios más interesantes y singulares que hay en Ayerbe, por reunir una serie de características que lo distinguen del resto”. O el Ayuntamiento cambia su web o cambia su postura.

 

Por lo demás, cabe señalarse que el uso de la palabra “restauración” para calificar una actuación que conservase las gárgolas, las dovelas y el escudo de una fachada destruyendo el resto del edificio no es doctrinalmente correcto y por tanto no se ajusta a la necesaria precisión exigible en un debate técnico. Ni siquiera se trataría de una “rehabilitación”, sino de un “reaprovechamiento” de elementos existentes en un edificio anterior. Es inquietante que el señor Alcalde concluya sus declaraciones diciendo que si la Dirección General de Patrimonio cataloga el edificio “el Equipo de Gobierno lógicamente se vería obligado a defender sus legítimos intereses”. No son los intereses del Equipo de Gobierno los que deben defenderse con más fuerza. Son los intereses de la cultura, del patrimonio, del ciudadano y, sobre todo, de Ayerbe.

 

APUDEPA, 3 de septiembre de 2007

04/09/2007 00:03. apudepa #. Patrimonio

Comentarios > Ir a formulario

apudepa

Cosme

Me ha gustado esta respuesta tan estudiada. Muy buena.

Fecha: 04/09/2007 07:47.


gravatar.comJosita

Me sumo a la felicitación de Cosme. Una respuesta veraz, sujeta a la ley y brillante. El alcalde ha demostrado ser un ignorante. Lo de mala fe no lo quiero ni pensar aunque eso se podría deducir de sus palabras. Alcade, dimita.

Fecha: 04/09/2007 13:02.


Carmencita Descalza

váyase, señor sarasa

Fecha: 12/09/2007 00:36.


gravatar.comBardaringo

Yo también me sumo a la felicitación de cosme y dejo en el aire una hipotética reflexión a modo de pregunta, que para los que no conoceis Ayerbe primero situo.
La Casa Normante es actualmente propiedad de Stilcom,S.A y está situada justo enfrente del Palacio de Ayerbe. En caso de que el Gobierno de Aragón diera permiso para realizar el proyecto aprobado por el Ayuntamiento, imaginar que el amigo y socio de Stilcom,S.A. (el mismo del palacete en Fontellas) se quedara con un pisito, desde el que sólo se ve la plaza porque la sierra la tapa en parte el palacio.
Mi pregunta: ¿El Palacio de Ayerbe podría correr la misma suerte que la escuela de Fontellas?

Fecha: 12/09/2007 18:13.


gravatar.comJorge

Enhorabuena a Apudepa por tan exhaustiva y estupendamente elaborada respuesta al Sr. alcalde de Ayerbe, quien debería pensarse muy bien sus palabras y sus actuaciones con relación a casa Normante, ya que lo que no han hecho ayuntamientos franquistas lo va a hacer una corporación supuestamente socialista y progresista, es decir, destruir patrimonio histórico-artístico, para que un especulador (¿cuándo ha ido la izquierda mano a mano con especuladores?) se llene los bolsillos. Claro que si esto está pasando es con la complicidad y venia del concejal del PAR del ayuntamiento ayerbense.

Fecha: 12/09/2007 19:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris